chatea con nosotros
Hábitos para ahorrar el agua

Hábitos para ahorrar el agua

El ahorro del agua en nuestro hogar se ha convertido en un tema prioritario. Hoy más que nunca y debido a la sequía que se exitende por todo el país, ahorra agua es no solo un beneficio para tu economía sino un acto de solidaridad con quienes no tienen el recurso vital y al mismo tiempo un acto en beneficio de la ecología. 

En Alva Residencial nos enfocamos en elevar la calidad de vida de cada uno de nuestros clientes, por ello, sabemos que para disfrutar tu hogar, los servicios deben ser de una altísima calidad. 

Tú puedes mantener a lo largo del tiempo la misma calidad y la plusvalía de tu hogar si ahorras en aspectos que benefician a toda la comunidad y logran crear un efecto positivo en todos los ámbitos. 

A continuación te compartimos claves sencillas que te ayudarán a ahorrar agua en tu hogar: 

 

- Cierra los grifos siempre que no los uses, aunque te parezca poco tiempo: mientras te enjabonas el pelo, te cepillas los dientes, lavando utensilios de cocina, mientras te afeitas…

Dúchate en lugar de bañarte, una ducha gasta un 50% menos. Una ducha de 5 min, ahorra unos 3500 litros al mes.

Recoge el agua de cuando esperas a que se caliente, y reutilízala (regar, fregar el suelo… ).

- Coloca 1 o 2 botellas llenas dentro del tanque del WC y ahorrarás de 2 a 4 litros cada vez que la uses y ¡no emplees el inodoro como papelera!

Utiliza de forma eficiente los electrodomésticos: pon la lavadora, el lavavajillas y similares siempre cuando estén totalmente llenos. Si no, usa media carga o ciclos cortos. ¡Mejor lavavajillas que lavar a mano! Poner la lavadora cuando esté llena te puede hacer ahorrar de 2500 a 2800 litros cada mes.

- Cuidado personal: Puedes usar un vaso al lavarte los dientes e incluso algún recipiente al lavarte la cara, pues un grifo abierto consume hasta 15 litros de agua por minuto.

 

- En la cocina: Lava verduras y frutas dentro de un recipiente en lugar de hacerlo bajo el grifo, y utiliza en agua para reglar las plantas.
No descongeles tus alimentos bajo el grifo de agua. Hazlo en lel refrigerador y así, además, ahorrarás energía. Riega las plantas en las horas de menos calor para que el agua no se evapore tan pronto.

- Si tienes jardín, mejor plantas autóctonas, así no te excederás en el uso de agua para regar. Aprovecha también a recoger el agua de lluvia.  Riega tus plantas al amanecer o al anochecer porque así evitarás que el agua se evapore antes de ser absorbida. No limpies el suelo con manguera, usa una escoba.

Arregla enseguida cualquier fuga de agua: un grifo goteando puede suponer hasta 40 litros de agua al día.

 

 

compartir